Blog

Ver Categorías

Tras las huellas Art Decó de Alejandro Virasoro en Recoleta

4 febrero, 2022

A principios del siglo XX llegaba a nuestro país el Art Decó: un estilo nuevo y vanguardista. Proveniente de Francia, este estilo arquitectónico rápidamente fue absorbido por grandes promesas de la arquitectura Argentina.

Cabe destacar que en aquella época, Argentina gozaba de un buen pasar económico, por lo tanto la modernidad y el progreso estaban a la orden del día, sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires.

Alejandro Virasoro, un jóven arquitecto nacido en 1892, comenzaba a crear su propios proyectos, con un marcado estilo proyectual y constructivo, forjado en su empresa “Viribus Unitis” (Fuerzas Unidas).

La gran mayoría de sus obras poseen un estilo único que toma recursos del Art Decó. Este movimiento es un conjunto de muchos estilos y movimientos de principios del siglo XX, inspirado en las Primeras Vanguardias: constructivismo, cubismo, futurismo y racionalismo. 

Como estilo surgido en el apogeo industrial, utiliza las innovaciones de su época: líneas aerodinámicas, iluminación eléctrica, revestimiento marino y rascacielos. Estas influencias del diseño se expresaron en formas fraccionadas, cristalinas, con gran presencia de formas geométricas y simetría. 

El art déco se caracteriza también por los materiales que prefiere y utiliza, tales como aluminio, acero inoxidable, laca, madera embutida, piel de tiburón y piel de cebra. 

En la actualidad, sus obras son edificios y proyectos emblemáticos de la Ciudad de Buenos Aires: La Casa del Teatro (Av. Santa Fe 1243), la sede del Ex Banco Hogar Argentino (Bartolomé Mitre 57) y la Equitativa del Plata, un magnífico edificio que posee un conjunto de cúpulas (Bartolomé Mitre, Diagonal Norte y Florida).Otro edificio muy particular es su casa, popularmente conocida como “La Casa Virasoro”, construída en Agüero 2038, en pleno corazón de Recoleta. El lugar toma todos los elementos del Art Decó. En algún momento, la misma funcionó como estudio de Alejandro Virasoro.

Durante más de 10 años, Alejandro Virasoro se mantuvo entre los arquitectos más renombrados y solicitados de Argentina. Comenzada la crisis de los años 30, se ve obligado a migrar a Mar del Plata, donde continuó construyendo sobre todo edificios de departamentos. En uno de ellos, en Agote 2437, se instaló hasta su muerte en 1978. En la actualidad, el Estudio Virasoro continúa trabajando bajo la supervisión de sus nietos, Pablo y Sebastián Virasoro.

Notas Relacionadas

Conozca todas las novedades antes que nadie
SUSCRIBIR